La missió de la Fundació del Món Rural és aportar elements perquè Catalunya sigui conscient del valor estratègic que el seu entorn rural té per al desenvolupament sostenible del país.

Orígenes

La Fundación del Mundo Rural (FMR) es impulsada por el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña y fue creada por Acuerdo de Gobierno en 2006, para dar continuidad al trabajo iniciado en el I Congreso del Mundo Rural.

La FMR quiere ser el alma crítica que propone cambios, estimula nuevos debates en el seno de los departamentos del Gobierno y hace que se abran nuevas líneas de trabajo para que la perspectiva rural esté presente en los estamentos gubernamentales y aportar elementos para que Cataluña sea consciente del valor estratégico de su entorno rural para el desarrollo sostenible del país. Para conseguirlo, la FMR realiza su trabajo en colaboración con los agentes activos del mundo rural, es decir, promoviendo la participación de personas, entidades, asociaciones y empresas presentes en el territorio

Consciente de las realidades específicas y/o diferenciales del mundo rural catalán, la FMR entiende la ruralidad como un espacio con actividad económica dinámica y diversificada, y que impulsa infraestructuras que preservan el territorio y sus riquezas naturales y culturales. Esto implica un carácter transversal en la labor de la FMR que considera tanto los aspectos económicos y sociales como medioambientales. En este sentido, las líneas estratégicas de actuación de la FMR son: el valor del mundo rural, el equilibrio territorial y la sostenibilidad, y la dinamización económica y social.


Misión

La misión de la FMR es establecer mecanismos facilitadores de la reflexión sobre los problemas específicos y/o diferenciales del mundo rural.
La FMR tiene el mandato de promover y divulgar debates, estudios, investigaciones y otras actuaciones que vayan dirigidas a encontrar modelos de desarrollo que entiendan la ruralidad como un espacio con actividad económica dinámica y diversificada, infraestructuras y servicios suficientes y de calidad, y que preserven el territorio y sus riquezas naturales y culturales. En definitiva, impulsar actuaciones que puedan derivar en la mejora de las condiciones de vida de las personas que viven y trabajan en el ámbito rural.
La misión final es aportar elementos para que Cataluña sea consciente del valor estratégico que su entorno rural tiene para el desarrollo sostenible del país. Esto debe traducirse en una “ruralización” de la actividad legislativa y de la toma de decisiones políticas, así como en una mayor trascendencia en la opinión pública de todo lo que concierne a la cotidianidad y al progreso del mundo rural catalán.
El bienestar de los habitantes del mundo rural es la finalidad última de la FMR.
La misión final es aportar elementos para que Cataluña sea consciente del valor estratégico que su entorno rural tiene para el desarrollo sostenible del país.

 


Visión

La FMR quiere ser una organización que dé servicio al pueblo de Cataluña a través de la promoción y la defensa del mundo rural y con varios mecanismos: reflexionando, aportando soluciones, planteando nuevos debates, buscando nuevos retos, aportando una perspectiva crítica y haciendo seguimiento de las diferentes realidades, ayudando y asesorando a los agentes implicados.

La FMR tiene la voluntad de hacer este trabajo en colaboración con los agentes activos del mundo rural, defendiendo la premisa de que son ellos quienes deben involucrarse y ser protagonistas en el desarrollo del territorio, para dinamizar y potenciar indirectamente su actividad así como su trascendencia en el espacio público.

La FMR quiere promover la participación de personas, instituciones, entidades, asociaciones y empresas en el estudio, la investigación y el análisis de las prioridades estratégicas para el desarrollo del mundo rural catalán.

Desde un principio de lealtad institucional, la FMR ha de ser el alma crítica que propone cambios, estimula nuevos debates, hace que se abran nuevas líneas de trabajo y hace que la perspectiva rural esté siempre presente en las disposiciones de todos los estamentos gubernamentales. Es en este sentido que debe entenderse la FMR como un aliado independiente del Gobierno de la Generalidad.

La FMR pretende ser un organismo reconocido y respetado por los agentes políticos, económicos y sociales.


Valores

La FMR aporta a la sociedad catalana el valor de velar por su mundo rural:

Conocimiento

A través de estudios, investigaciones, trabajos, publicaciones y otros, se generará conocimiento sobre el mundo rural.
 

 

Relacional

Existen muchos centros, fundaciones, organismos especializados que realizan un trabajo de calidad en muchos de los aspectos que afectan al mundo rural. Es con estos con los que la FMR debe trabajar para generar ese conocimiento que queremos alcanzar. Acciones conjuntas, acuerdos de colaboración, convenios, etc., Permitirán crear una red de colaboradores, lo que tendrá efectos multiplicadores de la labor que desarrolla la FMR y estos agentes.
 

 

Internacionalización

La FMR buscará referentes fuera del ámbito catalán, tanto en el estado como en otros países, para compartir conocimientos y experiencias, establecer colaboraciones, etc. Impulsar “buenas prácticas” en desarrollo rural a nivel europeo e internacional será una de las prioridades que tendrá la FMR.
 

 

Visibilidad pública

La FMR debe promover la valoración del mundo rural por parte de la sociedad catalana. Hacer más presentes los problemas del entorno rural y resaltar las externalidades positivas que generan las actividades rurales tradicionales, es un valor que la FMR ha de aportar al desarrollo del mundo rural.
 

 

Flexibilidad

La flexibilidad que tiene la FMR para realizar determinadas metas, o llevar a cabo actos, estudios, etc. no la tienen en general las administraciones públicas.

 


Beneficiarios

Los beneficiarios de la labor de la FMR son, en primer lugar, las personas que viven y trabajan en el mundo rural y, en general, toda la sociedad catalana.

El principal receptor de nuestros productos y servicios es el Gobierno de la Generalidad. Los informes, dictámenes, estudios, observatorios e investigaciones deben ser útiles para el Ejecutivo catalán y, principalmente, a las unidades cuya actividad recae en el mundo rural.

Los niveles de administración local (ayuntamientos, consejos comarcales y diputaciones) son también receptores de las búsquedas, informes y estudios que la FMR lleva a cabo.

Los agentes activos y representativos del desarrollo económico y social en el ámbito rural, también son destinatarios principales de los recursos que la FMR pone al alcance, ya sea en forma de estudio, informe, publicaciones, investigaciones, jornadas de difusión, etc.